domingo, 20 de mayo de 2012

ROBIN GIBB, HOMENAJE.
Recuerdo cuando pequeño,  escuchar
unas canciones con voces peculiares,
mi hermano mayor las ponía en un
aparato raro que se comía los discos
pequeños de vinilo, creo que le llamaban
"EL COMEDISCOS". Esas voces tan
peculiares eran los BEE GEES. Yo no
entendía y ahora menos,  el ingles, pero
esas canciones se me metían tan adentro
del cerebro, que no importaba el que no
supiera ingles. Sus voces, sus canciones,
han sido la sintonía de mi vida  y sus maneras
de vestir, un modelo  a seguir que nunca
he podido copiar.
Pero de lo que si estoy seguro, es que sus
canciones me acompañaran hasta los
últimos días de mi vida.
P.D. Robin, espero que me cantes algún día en
directo. Gracias por todo. D.E.P.
B.M.R.






2 comentarios:

  1. Escrito desde el corazón, sin duda. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar